sábado, 7 de mayo de 2011

0

Mou, mártir blanco
























Los hechos acaecidos en el rally de clásicos que hemos vivido en los últimos tiempos empiezan a parecer ya lejanos, pasados unos días desde el último encuentro, las aguas parece que empiezan a volver a su cauce, este fin de semana se disputa la 35ª jornada del campeonato liguero, que, sin duda alguna, terminara de enterrar en el olvido la crispación y el mal ambiente que se han vivido durante los últimos tiempos. Todo volverá a ser como antes, bueno, todo no, casi todo, todo lo que ha pasado, o dicen que ha pasado, ha sido la excusa perfecta para que, los sectores del periodismo deportivo más afines a la causa blanca, la llamada caverna o central lechera, han decidido proclamar un nuevo mártir blanco, como no podía ser de otra manera, se trata del técnico del equipo de sus amores, José Mourinho.

 La campaña de lavado de imagen de la figura de Mourinho, probablemente iniciada desde el propio club merengue, consiste, básicamente, en olvidar los hechos que han provocado las consecuencias, es decir, no se comenta nada sobre los actos que han provocado la sanción que, acertada y bajo mi punto de vista, indulgentemente, le ha aplicado la UEFA. Se quiere echar tierra sobre todo lo que en aquella rueda de prensa se dijo, aplicar la regla habitual de este tipo de prensa, omitir una parte de la realidad y repetir, hasta la saciedad, su punto de vista sesgado, para hacer calar su mensaje en su público.
Ahora su tarea va ser mucho más complicada que en ocasiones anteriores, al menos eso espero, ya que, somos muchos los que no queremos que quede en el olvido los motivos por los que la UEFA ha decidido sancionar con 5 partidos de suspensión al ínclito Mou. No queremos que se olvide como acuso al F.C. Barcelona y a Pep Guardiola de ganar trofeos con ayudas extradeportivas, como acuso a UNICEF de intervenir en el futbol, como acuso a la UEFA y a la REFEF, más concretamente a su presidente Angel María Villar, de ayudar al F.C. Barcelona a conseguir los éxitos recientes que ha conseguido. Todo acusaciones sin ninguna prueba, por supuesto, este tipo de gente no necesita pruebas para abrir el grifo de la porquería, simplemente no dudan en difamar a quien sea con tal de conseguir sus objetivos. Los objetivos, en este caso, eran claros, restar legitimidad a los triunfos del Barcelona. Lamentablemente, para él, no lo ha conseguido.

Lo más triste de toda esta situación es ver convertido en "mártir blanco", subido a los altares de glorias madridistas junto a ilustres como Di Stéfano, Gento, Puskas, Juanito o Raúl, personajes que, con mayor o menor acierto, se partieron la cara por el club de sus amores y lo defendieron hasta las últimas consecuencias, eso sí, dentro de los limites deportivos, a Juanito deberíamos mencionarlo aparte, sus métodos no siempre fueron los más adecuados, pero , al menos, de lo que no hay duda, es del amor que siempre demostró hacia el club de la Castellana. Pues bien, nos encontramos que, de buenas a primeras, se decide elevar al Sr. Mourinho a la altura de mito blanco, un señor que, recordemos, apenas lleva un año como técnico del R. Madrid, no ha conseguido ningún éxito relevante con el club, ganar una Copa del Rey con el Madrid no es ningún éxito, menos aun con la plantilla con la que dispone, y, sobre todo, se he dedicado durante este escaso año a, desde dentro del club, ensuciar la imagen del mismo y, sobre todo, socavar los valores sobre los que siempre se había asentado. 

Si yo fuese madridista, me preocuparía mucho el hecho de que sea tan fácil colar a alguien en la categoría de mito del club al lado de gente que, real y deportivamente, dio tanto por él. Mourinho es, sin duda alguna, el principio del final de una era en el Real Madrid, es decisión y responsabilidad del madridismo, decidir cómo quieren que empiece la nueva era.

0 Comentarios
Tweets
Comentarios

0 comentarios: